29 de abril de 2007

Bogotá fabulosa (I) El Museo del Oro


Este fin de semana tuve la oportunidad de viajar a Bogotá. Era la primera vez que visitaba la capital colombiana y quedé enamorada. Tal como dicen ellos, Bogotá es un buen "vividero", allí se respira prosperidad, tranquilidad en las calles, la gente está alegre y tienen esperanza de un futuro mejor, la educación y la cordialidad marcan el tono de la ciudad; hay algo que refleja la confianza del colombiano en su país, y es que los capitales están regresando a Colombia, cosa que no sucede acá desde hace casi 30 años; sin duda, su presidente ha hecho una labor fantástica.
Llegamos el jueves en la tarde, dejamos las maletas en el hotel y nos fuimos corriendo a ver El Museo del Oro. Allí esta expuesta la colección de orfebrería prehispánica mas grande del mundo, verdaderos tesoros que le dejan a uno extasiado.

El oro era el metal sagrado para los indígenas, metal tras el cual vinieron los conquistadores, tras la búsqueda de El Dorado.
La exposición vale la pena de principio a fin, es sobrecogedora la belleza de cada una de las piezas. Si van a Bogotá, no dejen de ir.
(fotos MM)

1 comentario:

alexismora dijo...

Santa Fé de Bogotá es inpiración pura,pues...