30 de abril de 2007

Bogotá fabulosa (II) La Catedral de Sal

(foto MM)

El sábado, a eso de las 4 de la tarde llegamos a Zipaquirá, población que se encuentra a unos 40 minutos al norte de Bogotá.
Fuimos a visitar la famosa Catedral de Sal. Yo imaginaba que era un templo cualquiera, resulta que no, que es una mina de sal a 180 metros de la capa vegetal, una mina que esta en pleno funcionamiento, y allí en esas inmensas cavernas han tallado un templo que se ha decretado como la primera maravilla de Colombia y no dudaría ni por un instante, que sea una de las marvillas del mundo.
De la Plaza Ceremonial se desciende a las profundidades, hacia el interior de la Catedral de Sal a través del Eje Sacro “el túnel de los robles”, este recorrido procesional (estan las estaciones del viacrucis) prepara al peregrino en la transición desde el mundo exterior visto como origen, hacia el mundo interior conceptualizado como destino.

(foto MM)

El Proyecto está concebido con base al manejo de signos esenciales, plasmados la mayoría, en imágenes asbstractas - no figurativas-, cuyo contenido simbólico y significación específicos, imprimen al “lugar” un profundo sentido de sacralidad y reafirman la sustancia espiritual que lo anima.
El descenso hacia la Catedral es lento, durante su transcurrir se diluye la noción del tiempo, de la luz, del calor, del sonido, del color, del viento y el movimiento ... es el camino a una nueva visión interior, un mundo subterráneo inmutable, de siglos, misterioso, que invita a la meditación, a la reflexión , a la oración, a una auténtica experiencia espiritual


Esta es la cúpula donde termina el viacrucis y se continúa hacia las naves, en esta foto se ve más iluminado de lo que realmente es, la sensación de recogimiento es realmente sobrecogedora. La cúpula simboliza el cielo, la divinidad, el reconocimiento de un ser superior.

Por estas escaleras se sigue bajando hasta la nave central para encontrarnos con esta inmensa cruz de proprociones gargantúas, tallada dentro de la pared de sal, iluminada de forma indirecta haciéndonos creer que flota en el aire.

(foto MM)



Una de las estaciones del viacrucis, con sus reclinatorios de sal, (mi foto original muestra la verdadera iluminación del sitio)


Otra estación del viacrucis, véase la profundidad del la pared atrás, un túnel sin fin.



Esta dramática escultura hecha por un artista colombiano (si mal no recuerdo, oí que el guía decía que era del pueblo mismo de Zipaquirá) es Jesús bajado de la cruz ayudado por su amigo José de Arimatea y ....(se me olvidó quién es la otra persona, si alguien sabe que me lo diga en un comentario, gracias!)

(foto MM)

Una experiencia única que no se puede pasar por alto independientemente del culto que profesemos, si es que profesamos alguno.
Viva Colombia!

4 comentarios:

Nacarid dijo...

Wow que recorrido tan impresionante. Yo no conozco ninguna de las ciudades de Colombia, mi meta es ir en algún momento. Dices en uno de los párrafos que en tu foto original se muestra la luz real del sitio, pero dónde podemos ver tus fotos originales? Ya tienes flickr? :)

Saludos

Anónimo dijo...

Nicodemo, según el evangelio de san Juan (19, 39-40) fue Nicodemo quien ayudó a José de Arimatea a bajar a Jesucristo de la cruz. El problema es que ningún otro evangelio cita esa circunstancia. Y teniendo en cuenta que el evangelio de san Juan está datado entre el año 100 y el 200 de la era cristiana, la posibilidad de que lo que se relata sea un acontecimiento histórico es absolutamente remota. De hecho, el propio san Juan evangelista, al parecer, y según reconoce la Iglesia Católica, no es más que un pseudónimo con el que se nombra al autor de una serie de textos anónimos y escritos por sucesivas manos. Imaginen por un momento que hoy pretendemos escribir sobre la muerte de alguien que vivió hace 200 años y que no disponemos de ningún material gráfico, escrito o documental, tan sólo de la tradición oral. Pues eso. Si se me permite la boutade, los evangelios y la propia figura de Jesús no son más que una leyenda urbana.

El lugar, sin duda, maravilloso. La pena es que lo hayan convertido en un viacrucis.

alexismora dijo...

Bellas fotos!!!!

astrid dijo...

la catedral es demasiado espectacular, hace 2 dias regrese de bogota y conoci monserratte y la catedral de sal es impresionante, todos deben conocerla es linda es magica es algo impresionante sinceramente sin palabras, estas 180 metros bajo tierra, a kilometro y medio y se te olvida el miedo de estar tan lejos y profundo, es sencillo te separasdel mundo exterior por una hora y 20 minutos q dura el recorrido. visitenla y vivan su propia experiencia!