25 de septiembre de 2006

Dias de barranco

No me he detenido a investigar como son los blogs de los artistas, no sé si hablarán de sus momentos malos o no, o si los escribirán ellos mismos, lo cierto es que poco importa como lo hagan los demás, contar mi barranco es una forma de salir de él, digo yo.

En la vida se tienen altibajos, rachas malas y buenas y pareciera que hay patrones que comienzan a repetirse anualmente.
En el último mes y medio me tocó la racha mala, el biorritmo se precipitó al sótano 4.

Ya había escrito en un post anterior que en los últimos años me estaban dando unos pestones horrorosos justo en la época de Agosto-Septiembre.
Será el cambio climático? las lluvias? contaminación que se alborota con las lluvias, yo qué sé!
Pues éste año no me salvé del asunto. Laringitis por dos semanas y luego 4 más recuperando el instrumento.

Lo cierto es que la voz como herramienta de trabajo, o como proveedora de placer (eso es lo que siento cuando canto) es algo muy frágil y escurridizo, sujeto a miles de "radicales" que no controlamos, el clima, la humedad, las hormonas, los nervios, un vaso de agua muy frío, algún estado emotivo, un virus, cansancio, falta de sueño, en fin, cualquier cosilla nos arruina el programa, y es ahí, cuando la cosa se prolonga, que se comienzan a quemar los fusibles del ánimo y la cordura.

Con los cantantes -y juraría que el 99.9 % piensa como yo- ese "paniquillo" de que la voz se fue para no regresar, es una constante cuando ya se tienen más de dos semanas fuera de la rutina vocal.
Imagínense cuando ha pasado un mes y la cosa todavía no se arregla, LOCURA TOTAL!

Hace ya 10 días tuve que cancelar un concierto privado y casi me da un mal, me consolaba pensando que Mick Jagger también los cancela por ronquera (lo que sucede es que no soy Mick Jagger), y así todos los cantantes de la tierra tienen momentos de mutismo absoluto.
Total, solo somos frágiles seres humanos, no?

En fin. Amanecerá y veremos.
Por lo pronto me voy a dormir, que este madrugonazo (son las 3 a.m.) no le hace nada bien a mi escurridizo tesoro.

Música que oigo mientras escribo: "Barroco" de David De Los Reyes (de venta en Esperanto)

1 comentario:

Noel Clarasó dijo...

En cada amanecer hay un vivo poema de esperanza, y, al acostarnos, pensemos que amanecerá. Noel Clarasó (1905-1985) Escritor español.