21 de marzo de 2010

¡Se quema el Avila!

Hoy domingo, lo que debió ser un apacible almuerzo familiar, se convirtió en un espectáculo apolcalíptico digno de cualquier película de Hollywood. Se incendió el Avila, pulmón de Caracas, a la altura de Los Chorros, en el este de la ciudad.

Me da mucha tristeza, siento impotencia, y lo único que puedo hacer es tomar fotos y pedir a no sé qué deidad que cese el viento que esta noche sopla con entusiasmo espasmódico, a ver si no se consume lo poco que queda del cerro que todavía esta intacto.


Esto que estamos viviendo los venezolanos es un cuento de horror, una pesadilla de la que no despertaremos porque no es un mal sueño como quisiéramos que fuera, es la realidad pura y dura.

Con sólo 10% de las dádivas que el gobierno le ha dado a Nicaragua o Bolivia o a cualquiera de los países que nos han chuleado durante estos once años, los bomberos de Caracas tendrían cisternas, helicópteros y equipos de siglo XXI para combatir estos incendios que acaban con el pulmón de la ciudad y contribuyen a la sequía y a la destrucción del medio ambiente, este año solamente, sin contar este incendio de hoy, se han quemado 250 hectáreas del Avila.

Precisamente hoy salió un artículo en el Universal
sobre el helicóptero de la Guardia Nacional comandado por José Miguel Montoya para apagar fuegos forestales, cuando lo lees, uno se pregunta, y ¿por qué un sólo helicóptero? ¿y por qué un sólo piloto que este año no ha tenido descanso? ¿Por qué no tenemos un ejército de bomberos forestales? ¿Hacia donde se han desviado recursos infinitos que pudieran estar hoy en manos de la gente destinada a la protección ambiental y civil? Porque aquí lo que se ha hecho durante once años es pura politiquería para mantener el poder. No hay derecho. Sólo un gobierno irresponsable actúa de esa manera.

Pareciera que una maldición que viene de las altas esferas del poder hubiera caído sobre esta tierra benévola, pareciera que todas las fuerzas malignas se hubieran conjurado sobre los venezolanos y la orden hubiera sido acabar con todo al estilo Nerón, pero a esas fuerzas las vamos a derrotar el 26 de Septiembre en las elecciones parlamentarias, porque estoy convencida de lo que alguien dijo hace poco, la era post chavista ha comenzado.

El fuego arrasa con todo, ahí amanecerán mañana las cenizas de este régimen que comienzan a acumularse a lo largo y ancho del país.


Fotos por: Henrique Lander Avendaño.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un incendio, y más en un lugar como el Ávila, siempre es un desastre. Éste además es una metáfora de lo que le ocurre a Venezuela. Muy buena la imagen de que esas cenizas serán las primeras cenizas del régimen.

Anónimo dijo...

Sinceramente, el principal motivo por el que Venezuela este asi TAN MAL!! ...Es por la nefasta actitud de decadas de malos politicos y gobiernos, que solo han pensado en si mismos, y ahora en estos 11 años el saqueo, la desidia, la dejadez y el egoismo que nos "gobierna" es el reflejo de todo esto, una Venezuela tan bonita y tan hermosa no se merece este destino.

Todavia no me puedo creer que haya gente tan incauta, tan, tan...ingenua, como pueden creer aun en este militarote vendepatrias, mentiroso, egoista y corrupto?

carolyn roberts dijo...

Que dolor siento en el pecho por mi hermosa Venezuela.

Anónimo dijo...

Creo que necesitamos como Venezolanos y latinos volver nuestro corazón a Jesus para que nos de sabiduria y entendimiento, han venido pisando nuestra tierra con culturas agenas y nos han hecho creer que nos pertenecen. Veo un manto de oscuridad y miseria.
Yo hoy corto con tanta maldicion y Dios tome el corazon de los dirigentes y los vuelva a la verdad, siendo libre de la maldad y la muerte. me arrepiento de todo el mal hecho a mi tierra, en Jesus nuestro Señor.